Paso 1 para el cuidado de la piel

tomas-salas-81161-unsplash.jpg

POR GABRIELA DEL FUEYO

Muchas veces nos sentimos perdidos a la hora de comprar productos cosméticos y no sabemos elegir entre la gran variedad de opciones que tenemos.

Siempre me suelen preguntar que productos utilizar y como aplicarlos, o que cremas vienen bien para diferentes tipos de piel, etc.

Por eso he querido comenzar hablando en esta primera entrada del blog de la pirámide de la belleza, que no es tan conocida como la pirámide de la alimentación pero igual de importante.

Esta pirámide es la filosofía del cuidado de la piel, basada en años de evidencia científica y evaluada en experiencia de uso.

Consta de 3 partes:

Piramide de la belleza

Piramide de la belleza

A través de ella vamos a ver que productos existen en el mercado, para que debemos aplicarlos y como es su correcta aplicación.  

Hoy comenzaremos hablando de la base de la pirámide, que es la PROTECCIÓN solar. Este protección solar va a prevenir el fotoenvejecimiento y el daño por factores medio ambientales.

La protección es básica para obtener unos resultados óptimos en la salud y en la belleza de nuestra piel.

El 80% del fotoenvejecimiento y el 90% de los cánceres de piel están causados por a radiación solar, por lo tanto es necesario y fundamental protegerse la piel con bloqueadores/fotoprotectores solares de alto factor de protección solar (SPF). 

A continuación os dejo una tabla con los diferentes tipos de rayos y su penetración en las diferentes capas de la piel, (siendo la capa córnea la más externa y la hipodermis la más interna):

Rayos UV.jpg

  • UVB: Tienen mayor incidencia en verano. Es responsable de las quemaduras solares.

  • UVA: Todo el año. Penetra en capas más profundas. Efectos a largo plazo provocando pigmentación, fotoenvejecimiento, y cáncer.

  • Rayos infrarrojos (IR): Acelera el fotoenvejecimiento, degradación del colágeno y al mismo tiempo disminuye su síntesis.

  • Luz visible: Actúa como los UVA, acumulándose en la dermis derivando en envejecimiento prematuro, manchas y cáncer.

Visto los diferentes problemas que pueden generar  los rayos solares por largas exposiciones al sol hay que saber protegerse con fotoprotectores/bloqueadores solares.

La mayor parte de la exposición solar de una persona tiene lugar antes de los 18 años y la piel tiene memoria. Eso quiere decir que los daños o quemaduras solares acumulados durante toda nuestra vida se verán reflejados con la aparición de manchas y arrugas en nuestra piel a lo largo del paso de los años.

Muy importante, se necesitan 2mg por cm cuadrado de bloqueador solar para que sea efectivo.

Es decir 30-35 g de bloqueador para todo el cuerpo.

Esta cantidad equivale a 6-7 cucharillas de azúcar o de postre, ya que cada cucharilla de postre equivale a 5 gramos, así que 5 gramos x 7 cucharillas son 35 gramos.

Haced la prueba en casa de la cantidad de bloqueador solar que necesitáis para proteger vuestra piel correctamente.

Y no olvidéis que un bote son aprox. 200ml y  tiene que durar 6-7 aplicaciones!!!

Ya no tenemos excusa para que un bote de bloqueador nos dure un mes o…un año!

 

Sabéis que si aplicamos en vez de esos 2mg por cm cuadrado con un bloqueador SPF 50 y bajamos la cantidad a 1 o 0,5 mg por cm cuadrado es como si nos estuviésemos aplicando un bloqueador SPF 7 o 2.

 

Ya por último, por favor no olvidéis no tomar el sol directamente entre las 11-12 hasta las 4 de la tarde en lugares con sombrilla o sombra, ya que a esa hora la radiación solar es mas dañina y en países como México que estamos mas cerca del ecuador, esa radiación todavía es mayor.

 

Siempre aplicar el bloqueador 30 min antes de bajar a la playa o piscina para que hagan efecto los distintos tipos de fotoprotectores y SIEMPRE reaplicar el bloqueador cada dos horas o después de cada baño aunque sea waterproof o water-resistant.