El Plasma Rico en Plaquetas (PRP), es uno de los métodos conocidos para el rejuvenecimiento facial. Se utiliza principalmente en el rostro, cuello, escote y manos, estimulando la producción de colágeno, elastina y otros compuestos que generan una piel más nutrida, firme, tersa, uniforme y luminosa. 

El tratamiento de PRP se realiza a partir de sustancias biológicas fabricadas por el propio organismo. Entre las propiedades de las plaquetas está el secretar una sustancia llamada Factor de Crecimiento (FC), los responsables de realizar los procesos de reparación y regeneración en todo el organismo. Esta células son recuperadas e inyectadas directamente en las zonas a tratar.

A través de diversos estudios de las universidades más prestigiosas del mundo, se ha descubierto que las plaquetas que fluyen en la sangre están repletas de factores de crecimiento. Éstos tienen la capacidad de acelerar la reparación de los tejidos que contienen colágeno, como la piel, por ende, la aplicación de elevadas concentraciones de plaquetas genera procesos de reparación y restauración celular de forma natural. 

Al inyectar las plaquetas que liberan los factores de crecimiento, responsables de estimular en forma natural la producción y regeneración de colágeno, elastina y demás componentes de la piel, permitirá, con el paso de los días, observar cambios químicos y estructurales en la dermis que se traducen en una piel más joven, tersa y revitalizada. 

 ¿En que consiste la aplicación de Plasma Rico en Plaquetas?

1.Extracción de sangre.

2.Centrifugado. Una vez obtenida la muestra, se procede a su centrifugación a 2800 – 3100 rpm durante 8-10 min. Al finalizar la centrifugación tenemos ya la muestra preparada para su activación.

3.Aplicación del PRP. Posterior a la aplicación de anestesia tópica, se procede a la aplicación del PRP mediante micro inyecciones. Se recomienda su aplicación en cara, cuello y manos.

¿Quién es buen candidato para el procedimiento de PRP? 

Personas a partir de los 30 años, momento en que la piel empieza a perder su poder de regeneración. También sirve como tratamiento preventivo y correctivo del envejecimiento. Deportistas expuestos al sol por periodos prolongados. Personas con daños ocasionado por los rayos del sol como la hiperpigmentación. Rostros que sufrieron de un fuerte acné o tienen cicatrices. Quienes presentan alopecia, ya sea hombres o mujeres, en combinación con algunos productos de apoyo en casa, que ayudan a estimular el crecimiento y fortalecer el pelo y el folículo. 

¿Resultados? 

Los resultados puedes empezar a notarlos a partir de la tercera semana, momento en el que la regeneración celular comienza a notarse. Sin embargo los resultados son acumulativos y progresivos sesión con sesión. 

¿Cuántas sesiones se recomiendan? 

De 6 a 8 sesiones, una vez al mes. (El número de sesiones puede variar, dependiendo de la piel y características de cada paciente. 

Tratamientos complementarios  

Microneedling collagen Induction Therapy, Vampire Facial Microneedling, Enzyme Therapy y productos de apoyo en casa. 

“El PRP es utilizado como un procedimiento de rejuvenecimiento facial, para revitalización e hidratación”

 

Ventajas:

A diferencia de otros tratamientos, al ser un procedimiento autólogo se encuentra libre de efectos secundarios o reacciones adversas. 

Beneficios:

Hidratación profunda, desvanece o elimina las marcas de la edad como son las líneas de expresión, la flacidez, secuelas de acné, manchas o hiperpigmentación, corrige cicatrices.