CLÍNICAS

Botox

La toxina botulínica tipo A es una sustancia utilizada hoy en día principalmente para el rejuvenecimiento facial. Se obtiene de manera biosintética y se aplica en los músculos que causan las arrugas o líneas de expresión, evitando la contracción de los mismos y manteniendo la expresión natural. El botox es un procedimiento muy conocido dentro de la medicina estética, aunque también circula información errónea, por lo que decidimos romper con algunos mitos.

 

 

 

¿Cambia las facciones de la cara?

No, lo que hace es suavizar las arrugas.

 

¿Se puede aplicar en cualquier parte del cuerpo?

En Summit Health se busca que el resultado sea natural, por lo que la aplicación es únicamente en frente, entrecejo, patas de gallo y para control de hiperhidrosis.

 

¿Los resultados se dan de forma inmediata después de su aplicación?

Los efectos comienzan a notarse desde el día 1 al 15, alcanzando su efecto máximo hasta los 10 a 15 días, y se mantiene así en un periodo de dos a seis meses. (Los resultados pueden variar en cada persona).

¿Los 20 años es buena edad para usarlo?

No hay edad mínima, sin embargo, el mejor momento para su uso es cuando las líneas de expresión causan conflicto a la persona. Actualmente, se sugiere utilizarlo como un tratamiento preventivo.

 

¿Si se suspende su uso, las arrugas serán más profundas?

Falso. El Botox ocasiona que con el tiempo el músculo se vaya educando, provocando una contracción más suave de los músculos, logrando la disminución de las arrugas dinámicas (frente, entrecejo y patas de gallo).

 

¿Qué pasa si se utiliza por 10 o 15 años?

No tiene efectos secundarios, no se debilita el músculo, no se cae la piel y tampoco se hacen más profundas las arrugas. Dependiendo el organismo, se irá creando una resistencia cada vez más fuerte a la toxina, por lo que irá perdiendo potencia a lo largo de los años.

Síguenos en nuestras redes sociales

  • Summit Health Instagram
  • Summit Health Facebook

Summit Health

Todos los derechos reservados